Asilo (I-589)

El asilo y sus formas relacionadas de alivio, retención de deportación y protección bajo la Convención internacional contra la tortura, se encuentran entre las áreas más complejas de la ley de inmigración. Como cuestión general, una persona puede solicitar asilo si tiene un temor fundado de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social en particular. Si una persona tiene un reclamo de asilo viable depende de los hechos particulares de su caso y de los estatutos, reglamentos y sentencias judiciales aplicables, de los cuales hay muchos. En general, una persona puede solicitar asilo ante USCIS o, si ha sido puesta en proceso de deportación, ante el Tribunal de Inmigración. Debido a que el estándar para obtener el asilo es muy alto, es especialmente importante que su solicitud de asilo esté bien preparada con evidencia de respaldo adecuada antes de presentarla.

Además de ser una de las áreas más complejas de la ley de inmigración, el asilo y sus formas de alivio relacionadas son algunas de las más abusadas por personas sin escrúpulos, como muchos notarios, que buscan aprovecharse de los inmigrantes. Estas personas a menudo prometen a los inmigrantes una "tarjeta verde" o un permiso de trabajo. Sin embargo, con demasiada frecuencia y sin que el cliente lo sepa, los notarios presentarán solicitudes de asilo mal preparadas que terminarán perjudicando a los inmigrantes en lugar de ayudarlos. Por estas razones, se recomienda que consulte con un abogado de inmigración antes de presentar cualquier solicitud de alivio de inmigración, incluido el asilo.

Llame a Franco Law Group hoy para programar una cita para discutir su caso particular de asilo. Nuestros abogados se reunirán con usted en persona para analizar su caso en detalle para asegurarse de que su solicitud de asilo esté bien investigada, bien preparada y bien argumentada ante  USCIS o el Tribunal de Inmigración.