No Demore En Aplicar Para Beneficios Migratorios

BOLETÍN INFORMATIVO – Diciembre del 2017

 

Escrito por el Abogado Sergio A. Pérez de Franco Law Group, APLC.

 

No Demore En Aplicar Para Beneficios Migratorios.

                                        

Los inmigrantes que son afortunados en ser elegibles para alivios migratorios no deberían demorar en aplicar para esos beneficios.  De hecho, una demora podría resultar en que el inmigrante ya no tenga algún beneficio disponible debido a cambios en circunstancias personales, cambios en los requisitos para ser elegible, o por la eliminación completa de algún beneficio migratorio.  Las razones por cuales los inmigrantes demoran son distintas para cada persona.  Sin embargo, las razones más comunes que han sido observadas por los abogados de Franco Law Group, APLC son los costos para aplicar, la necesidad de primero atender a otros asuntos personales, y la indecisión y falta de motivación.  Sin embargo, como ocurrió recientemente con el programa de Acción Diferida Para Los Llegados En La Infancia, o DACA por sus siglas en inglés, un beneficio se puede hacer más difícil de obtener o puede ser eliminado por completo por cambios en las leyes o en las políticas del gobierno.

 

El caso de un cliente potencial de nuestra oficina, a quien llamaremos Alex, ilustra el punto.  Alex es un joven inmigrante indocumentado de Guatemala que era elegible para DACA.  Alex tenía la intención de aplicar para este beneficio pero decidió que primero tenía que enfocarse en otros asuntos personales.  Después Alex tuvo un accidente automovilístico.  No fue lesionado, pero el auto de Alex necesitaba arreglos costosos que resultaron en más demora en el plan de Alex de aplicar para DACA.  Desafortunadamente, en Septiembre la administración del Presidente Donald J. Trump anunció la cancelación de DACA.  Además, solamente aplicaciones nuevas entabladas a partir del 5 de Septiembre, 2017 serían aceptadas y procesadas.  Alex no aplicó para DACA a partir de esa fecha y ahora su futuro en este país es inseguro debido a su estatus como persona indocumentada.

 

En otro caso, una dama a quien llamaremos Jenny vino a nuestra oficina para hablar sobre su caso.  Jenny es una inmigrante indocumentada de México.  Hace 20 años la hermana ciudadana de Jenny le ofreció pedirla por medio de una petición.  En ese entonces, el tiempo de espera para que se procesara la petición de una ciudadana para su hermana de México era aproximadamente 10 años.  Jenny decidió que no quería esperar tanto tiempo y no aceptó la ayuda de su hermana.  Ahora, 20 años después, Jenny quiere saber si se puede hacer algo.  Jenny se arrepiente por no haber aceptado la ayuda de su hermana porque su petición hubiera sido vigente hace 10 años.   Además, el tiempo de espera para que se procese una petición actual de su hermana ahora es aproximadamente 20 años.  Por consiguiente, Jenny tendría que esperar todo ese tiempo para que su petición sea procesada si su hermana entabla la aplicación actualmente.  A pesar de esto, Jenny debería proceder en entablar una petición de su hermana porque podría haber cambios que afecten a su caso.  Por ejemplo, cambios en las leyes o políticas del gobierno posiblemente podría hacer el tiempo de espera más corto.  Además, si la hermana de Jenny fallece antes de que se entable la petición, Jenny ya no sería elegible para ese beneficio migratorio.

 

No son solamente los inmigrantes indocumentados quienes deberían actuar.  Los residentes legales también deberían tomar acción si son elegibles para la ciudadanía.  Los residentes legales siguen siendo sujetos a las leyes migratorias de los EE.UU.  Por consiguiente, ellos podrían ser expuestos a la remoción del país por ciertas violaciones de la ley.  Sin embargo, según las estadísticas, muchos residentes legales que son elegibles para la ciudadanía, especialmente los que son de México, simplemente no someten aplicaciones.  De hecho, el Centro de Investigación Pew reportó este año que los residentes legales de México son los menos probables de aplicar para la ciudadanía de todos los residentes legales, y solamente el 42% de los que son elegibles aplicaron y obtuvieron la ciudadanía entre 2005 y 2015.  Entre las razones más comunes por esta falta de aplicar proveída por residentes legales de México eran la falta de tiempo y falta de motivación.  Sin embargo, esa indecisión y falta de interés podría ser demasiado costosa para un residente legal si un día comete un error que lo cause ser puesto en procedimientos de remoción.

 

Les recomendamos a los inmigrantes que hablen con un abogado de inmigración calificado para determinar si son elegibles para algún beneficio migratorio, y para hablar sobre los requisitos para aplicar.  Los abogados de Franco Law Group, APLC están disponibles para hablar sobre su caso.  Por favor comuníquese con nuestra oficina para programar una consulta con uno de nuestros abogados al número telefónico (213) 200-1505.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*