Las Autoridades Migratorias Recaudaran Datos de Medios Sociales De Todo Inmigrante

BOLETÍN INFORMATIVO – Octubre del 2017

 

Escrito por el Abogado Sergio A. Pérez de Franco Law Group, APLC.

 

Las Autoridades Migratorias Recaudaran Datos de Medios Sociales De Todo Inmigrante.

 

El Departamento de Seguridad Nacional (“DHS” por sus siglas en inglés) recientemente anunció que, a partir del 18 de Octubre, 2017, empezará a actualizar sus expedientes de inmigrantes y recaudará datos de los medios sociales de todos los inmigrantes.  La información recaudada será parte del expediente de inmigrante de cada persona, o “A-file” por su designación en inglés.  Un A-file es el archivo oficial del gobierno de cualquier inmigrante que ha tenido interacción con el gobierno de los EE.UU. por ser detenido por las autoridades migratorias, o porque el inmigrante ha aplicado para algún beneficio migratorio.  Según el nuevo reglamento, los datos que serán recaudados incluyen apodos y aliases usados en medios sociales, información de identificación relacionada, y resultados de búsquedas.  Sin embargo, el reglamento está escrito en una manera tan general que parece incluir a cualquier persona con un A-file, incluyendo a residentes legales y a personas que se hicieron ciudadanos Estadounidenses por el proceso de naturalización.  Naturalmente, los defensores de los derechos de la privacidad han expresado sus opiniones que el reglamento es demasiado e innecesariamente invasivo.  Por consecuencia, es muy probable que DHS sea demandado a causa del nuevo reglamento.

 

Con un reglamento tan general y con tan poca claridad, muchos inmigrantes y sus defensores quieren saber qué tipo de actividad en los medios sociales deberían o no deberían llevar a cabo.  Desafortunadamente, hasta que DHS o las cortes clarifiquen o limiten el reglamento, actualmente no hay una respuesta clara.  Sin embargo, casos previos que involucran a inmigrantes y a los medios sociales nos dan alguna dirección.  Por ejemplo, una publicación en los medios sociales que indica que alguna persona pueda presentar un riesgo a la seguridad pública o nacional es una señal de alarma clara para DHS.  De hecho, el 3 de Febrero, 2016, Emadeldin El-Sayed, un ciudadano de Egipto de 23 años que estaba en los EE.UU. con una visa estudiantil, usó Facebook para expresar su oposición al plan del candidato Donald J. Trump de prevenir la entrada al país a toda persona Musulmana.  Desafortunadamente para el Sr. El-Sayed, su publicación incluyó las declaraciones que él “estaba dispuesto a ser condenado por vida por matar a este tipo” y que estaría “haciéndole un favor al mundo”.  Una persona que leyó la publicación denunció al Sr. El-Sayed al FBI y fue arrestado por las autoridades migratorias.  Finalmente, el Sr. El-Sayed y el gobierno llegaron al acuerdo que el estudiante se regresaría a su país voluntariamente en vez de ser otorgado una orden de remoción.

 

La mayoría de la gente no publica declaraciones en los medios sociales que son tan claramente alarmantes para el gobierno.  Las publicaciones típicas varían de opiniones políticas legítimas a declaraciones tan inofensivas como descripciones de la comida que uno consumió para su cena.  Sin embargo, nuestras experiencias como abogados de inmigración nos informan que algunas publicaciones en los medios sociales que parecen ser inofensivas quizás pueden ser problemáticas.   Por ejemplo, los inmigrantes deberían estar conscientes de  cualquier publicación en los medios sociales que contradice declaraciones hechas en conexión con una aplicación para algún beneficio migratorio en la Corte de Inmigración o con el Servicio de Inmigración.  De hecho, dichas contradicciones pueden resultar en la conclusión que el inmigrante no es creíble y que a proveído declaraciones falsas al gobierno.

 

Irónicamente, los inmigrantes indocumentados que jamás han sido detenidos por las autoridades migratorias y que jamás han aplicado para algún beneficio migratorio tienen menos de que preocuparse por el nuevo reglamento.  La razón por esto es que es más probable que el gobierno nunca empezó un A-file para dicha persona que se tiene que actualizar.  Aun así, los inmigrantes indocumentados deben estar conscientes de su estatus precario en los EE.UU. y, por consecuencia, también estar conscientes de cualquier actividad en los medios sociales que pueda traer su estatus a la atención de las autoridades migratorias.

 

Los abogados de Franco Law Group, APLC están disponibles para hablar sobre cualquier inquietud que tengan los inmigrantes por el nuevo reglamento de DHS, y para hablar sobre sus inquietudes migratorias en general.   Por favor comuníquese con nuestra oficina para programar una cita con uno de nuestros abogados al número (213) 200-1505.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*